IOTA en español Fundamentos Explicación



Según Francisca Martín-Cano, la Vía Láctea serviría de comprobador para establecer estos “puntos cardinales” en los cuatro signos fijos, de tal modo que sólo una vez al año, tras ponerse el Sol, la Vía Láctea se encuentra en determinada posición (paralela, perpendicular o en arco con respecto al horizonte) Campeóní estalecerían un calendario, cuyas fechas serían elegidas por estas coincidencias para hacer marcar el orden cíclico de las estaciones.

No podemos olvidar las tradiciones y mitos acerca de barcas y carros celestes, presentes en todas las religiones del mundo antiguo, referidas Encima de al coche del estrella, a otros vehículos que surcan el cielo o puede que el espacio intermedio entre el mundo espiritual y el terrenal: los carros/barca que simbolizan el viaje post-mortem y ayudan a las almas a salir a otras dimensiones a la búsqueda de la inmortalidad.

Alkaid o Benetnach: Alkaid de El Káid, “jefe de Dispositivo, capitán, caudillo”. Los árabes le dan un sentido colectivo uniendo esta destino con otras dos de la constelación: Alioth y Mizar y las tres forman Benetnach o Benátz en Naáx es decir, “las hijas de camilla”, variedad de las parihuelas citadas.

Aunque hay quien lo relaciona con el culto al totémico oso de las cavernas, pero esto nos toleraría a agenciárselas sus orígenes 50.000 abriles antaño de Cristo.

IntroducciónIctiotermMetodologíaÁrea geográfico-lingüísticaFauna Cuadro estudiadaLos nombres vernáculosLa nomenclatura científicaInformantesHomenaje a los pionerosAgradecimientosCréditos

El cielo tal como se ve en abril (en imagen de la izquierda) y en octubre (en la de la derecha). Véase la diferente disposición de la Vía Láctea.

A través de esta constelación se accede al agua de la vida y de la homicidio, los dos cántaros de las mansiones árabes, puertas de entrada y de salida a la vida terrenal. Y el nombre de una de estas mansiones es aún terrorífico: Sad al Bula, la fortuna del devorador.

En ORIÓN: En Irán y en algún otro país de oriente medio a las cuatro estrellas que forman el trapezoide y por algún motivo ignorado, las llaman El Aauáid, cuyo significado es “las recién paridas”

Cáncer, cuya fortuna alfa, Acubens “la pinza” se sitúa en la pinza izquierda del animal. Las dos estrellas “burro” Asellus australis (la delta) y Asellus borealis (la gamma) escoltan a norte y sur de la eclíptica la mancha blanca que es el cúmulo globular del Pesebre o M 44.

En cualquier caso, tanto en los mencionados kudurrus, como en los cilindros sellos aparece frecuentemente un escorpión como símbolo casi inequívoco de nuestra constelación, con lo que su origen se remontaría al tercer milenio antes de Cristo; o puede que sea inicial, pero al intentar adentrarnos en tiempos más lejanos, nos sumergimos en las penumbras de la prehistoria y nos topamos con la partida de escritura que nos impide cualquier datación. En las tablas Mul-Apin a la constelación del escorpión se la claridad simplemente girb-tab, palabra sumeria arcaica que significa precisamente “escorpión”. Algunas culturas de América vieron igualmente un escorpión en esta constelación: según V.W, von Hagen, los mayas denominaban a esta región celeste Zinaan ek (“Las Estrellas del Escorpión”).

Escorpio, fuente de imp El Aakarb “el alacrán”. Su alfa, Antares, en el centro del cuerpo (Kalb el aakrab) “corazón del alacrán”; la que está por encima de ésta es la sigma, Alniyat “conjunto de vasos sanguíneos”. Por debajo de la eclíptica y en la inserción de la pinza derecha está la suerte delta, Dschuba o Iklarkrau “la corona del alacrán”. En el aguijón de la pan dulce vemos la lambda, Shaula “la culo enhiesta e invertida” y la ipsilon, Lesath “la picada del escorpión” a las que popularmente se conoce en España como “los ojitos de santa Lucía”. Escorpio es el escorpión de la diosa Ishhara, diosa del bienquerencia semita, que también aparece como diosa guerrera en otras tradiciones. (Al igual que la diosa Bastet de los egipcios). A veces la encontramos como compañera del Alá Dagan, Altísimo semita agricultor inventor del arado.

La error de regulación de las criptomonedas significa que por naturaleza son enormemente volátiles, y una inversión con ellas puede generar mucho capital rápidamente. La razón por la que todavía no es aceptada por muchos negocios es, parcialmente, correcto a su desliz de regulación.

En las cuatro constelaciones de los signos fijos hay estrellas cuyos nombres se relacionan con fieras o monstruos:

La Osa Viejo, en su lomo se puede observar el asterismo del auto, delimitado arriba a la derecha por la alfa, Dubhe (de Ed Dobb): “el oso”; inmediatamente debajo, la beta, Merak que significa “herida punzante”; a la izquierda esta última, la gamma, Phekda “muslo, anca” y sobre ella y casi en la culo, la delta, Megrez cuyo nombre significa “coxis, culo, desagüe” y partir de ella van seguidas las tres de la pan dulce: Aliot “el rabo”, Alkaid “el director de las plañideras” y Mizar “Cinta, fajín” o quizá “ciudad populosa”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *